Iluminación en naves industriales y centros logísticos

El gran éxito que ha tenido la iluminación LED en los últimos años y la gran madurez tecnológica que ha adquirido con el paso de los años, le ha permitido incursionar en aplicaciones e instalaciones, en los que antes era imposible pensar que lo harían, por razones técnicas o lumínicas y por falta de viabilidad. Un ejemplo de esto, es la iluminación de naves industriales y centros logísticos.
La creciente popularidad de las campanas LED ha dado lugar, a que las tradicionales campanas de vapor de mercurio o halogenuros metálicos, sean sustituidos poco a poco por eficientes luminarias LED, que permiten eliminar grandes inconvenientes como el tiempo de reencendido y ofrecen una vida útil muy larga.
Cambiar la iluminación tradicional por iluminación LED, se ha vuelto muy habitual en naves industriales y centros logísticos, gracias al gran espectro de posibilidades que ofrece. La tecnología anterior hacía inviables muchos cambios por sus limitaciones técnicas, como la imposibilidad de tener un control eficiente de encendidos y apagados.
Una de las ventajas más importantes que ofrecen las nuevas luminarias, es poder maximizar el ahorro energético total, a través de la instalación de sistemas de control de la iluminación en función del nivel de luminosidad ambiental.
El desarrollo de las campanas LED permite tener un control activo de la iluminación, ya que no se ve afectado por el encendido/apagado que realizan los detectores y porque tampoco es necesario esperar a que las luminarias alcancen su régimen de funcionamiento entre encendidos.
Quizás los únicos problemas a los que se enfrentan este tipo de instalaciones, son la altura del montaje y la presencia de lucernarios y estanterías muy altas.
Sólo es cuestión de tiempo para que el LED se convierta en el dueño absoluto de cualquier tipo de iluminación.
*Con información de revistaluminica.es
blog

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *