Es obligación de cualquier proyecto arquitectónico, contextualizar la iluminación

El constante diálogo con el entorno ha provocado un considerable aumento en el número de proyectos que buscan una solución lumínica a la medida. Pero para que la realización de cualquier proyecto de iluminación sea completamente funcional con su entorno, primero deben reconocerse las especificidades de los espacios.

A lo largo de su historia, la iluminación ha resuelto dos necesidades humanas muy puntuales: la actividad, conocida como iluminación cuantitativa y la biológica, conocida como iluminación cualitativa. En esta última, las exigencias están relacionadas con el proceso perceptivo, aportando información sobre la comprensión y comunicación con el espacio.

Gracias al creciente protagonismo de la iluminación en casi cualquier entorno, esta se ha concebido como parte integral de los proyectos arquitectónicos; pero el gran problema es que muchos de ellos no cumplen los requisitos necesarios para integrar correctamente las luminarias en el resultado final.

Esa necesidad de contextualizar la iluminación dentro de cualquier espacio arquitectónico y que esta responda adecuadamente a las razones conceptuales de cualquier proyecto, ha traído como consecuencia que algunas empresas desarrollen soluciones lumínicas específicas y a la medida para cualquier aplicación.

Las empresas que buscan desarrollar este tipo de soluciones, eligen a un equipo de especialistas, cuyas principales tareas son el desarrollo de proyectos especiales y la evaluación de proyectos de manera individual. Lo anterior permite ofrecer soluciones puntuales y personalizadas, adaptando productos ya existentes o desarrollando nuevos.

 

*Con información de iluminet.com

blog

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *