image

Cuando surgieron los primeros antecedentes del cine, es decir, cuando los hermanos Lumière desarrollaron el famoso cinematógrafo, nadie consideró en ningún momento que el cine pudiera tener un potencial artístico o de entretenimiento; creían que podría tener algún impacto en la documentación de sucesos históricos o hallazgos científicos, pero que pronto pasaría de moda y la gente se cansaría de la imagen en movimiento. El resto es historia.

El cine se ha convertido en un arte y un poderoso entretenimiento a la vez. Particularmente, la fotografía para cine ha adquirido gran reconocimiento, va más allá de captar una acción específica, los cinefotógrafos componen para transmitir a través de las imágenes al tiempo que evitan opacar lo esencial de una película, la historia. Una profunda comprensión de los espacios físicos, del ojo humano y la incidencia de la luz son sólo algunos de los aspectos que un fotógrafo de cine domina. A continuación algunos de los planos más emblemáticos de los últimos años.

image

Children of man, Alfonso Cuarón

image

La comedia de la vida, Roy Andersson

image

Enter the void, Gaspar Noé

image

Canino, Yorgos Lanthimos

image

The tree of life, Terrence Malick

image

Drive, Nicolas Winding Refn

image

The Master, Paul Thomas Anderson

image

Costa da morte, Lois Patiño

image

Mommy, Xavier Dolan

image

The curious case of Benjamin Button, David Fincher

image

Big Fish, Tim Burton

image

The Exorcist, William Friedkin

image

A nightmare on Elm Street, Wes Craven

image

American beauty, Sam Mendes

image

Eternal sunshine of the spotless mind, Michel Gondry

image

Black Swan, Darren Aronofsky

image

The Revenant, Alejandro González Iñárritu

image

Birdman, Alejandro González Iñárritu

image

The Grand Budapest Hotel, Wes Anderson

image

The pianist, Roman Polanski

Similar Posts

Leave a reply

required*